Cambien sus caballos
Adaptarse al cambio tecnológico


La frase en boga ”la transformación digital es necesaria para la nueva normalidad”... pero realmente ¿qué es? ¿cómo se hace? ¿por qué es necesaria?  Aquí te trataremos de dar una perspectiva concreta y sencilla sobre el tema.


Jinetes y Caballos

La bolsa de valores de Nueva York empezó hace 228 años. Los inversionistas de aquella época contrataban a cientos de jinetes y compraban caballos para crear redes de información, y así les llegará la información de la manera más rápida y confiable. 

Aproximadamente, cincuenta años después comienza el telégrafo. Los que se quedaron con caballos y no aprendieron a usar este aparato, no sobrevivieron al mercado. El ciclo se repite: llega el teléfono, después cables submarinos, comunicación inalámbrica,internet,etc…. y el que se queda atrás perece.


¿Cuál es el punto?

Realmente el objetivo esencial (tener información a una gran velocidad, confiable, organizada y accesible) no ha cambiado durante estos 228 años mencionados. Lo que cambia es la manera; por este cambio aumenta la complejidad y la dinámica de las cosas que podemos hacer. Con estos cambios el mundo se adapta:  las leyes cambian (ej. los documentos digitales son válidos), las expectativas son mayores (porque se pueden hacer más cosas) ,los procesos se hacen más eficientes,etc. 

Aunque existan negocios muy exitosos, los que no se adaptan a estos cambios de tecnología no durarán mucho. En estos tiempos, la adaptación tiene que ser de manera más acelerada. Sumado a esto, el cambio a lo digital puede ser más difícil de entender porque es intangible; el cambio no es físico, es digital y es más difícil de palpar. Añadiendo a esto, en los medios se usan conceptos abstractos  que pueden causar cierto escepticismo: “redes sociales”, “inteligencia artificial”, “ la nube”,etc. Estos términos suenan “cool”, avanzados y difíciles, que la mayoría de la gente realmente no entendemos concretamente y no sabemos usar o aplicar.


Ahora sí, que es la transformación digital

Es simplemente adaptar lo que haces (procesos, actividades,etc.) a un medio digital y aprovechar las herramientas (nuevas tecnologías) para aumentar productividad y eficiencia. Al cambiar tus tareas y procesos a este medio aprovechas las tecnologías para agilizar dichas actividades.

Realmente este cambio lleva varios años (correos electrónicos, facturas,páginas web, comunicación por redes,etc.). La verdadera transformación: poder aprovechar esta digitalización para aumentar el desempeño general uniendo todos los procesos y pasar más actividades al medio digital (tienda online, contratos electrónicos,etc.).




Aunque existan negocios muy exitosos, los que no se adaptan a estos cambios de tecnología no durarán mucho. En estos tiempos, la adaptación tiene que ser de manera más acelerada. Sumado a esto, el cambio a lo digital puede ser más difícil de entender porque es intangible; el cambio no es físico, es digital y es más difícil de palpar. Añadiendo a esto, en los medios se usan conceptos abstractos  que pueden causar cierto escepticismo: “redes sociales”, “inteligencia artificial”, “ la nube”,etc. Estos términos suenan “cool”, avanzados y difíciles, que la mayoría de la gente realmente no entendemos concretamente y no sabemos usar o aplicar.

La mejor manera de hacer esto es a través de un sistema de gestión empresarial (ERP). Mucha gente se asusta, ya que estos sistemas tienen fama de ser costosos y muy difíciles de manejar. En la actualidad ya existen soluciones a precios muy accesibles y fáciles de usar (más de este tema en el siguiente blog).

En términos simples, un ERP une toda la información y procesos de tu empresa en una sola plataforma. Es decir todas las áreas y actividades de estas ( CRM, marketing digital, operaciones, producción, contabilidad, inventario, finanzas, recursos humanos,etc.) se concentran en una plataforma que organiza y une la información ( entre otras muchas cosas). Con esto, se tiene mayor acceso y control de la información. A su vez, reducen las tareas repetitivas y mejoran la calidad de dicha información, dando como resultado automatización, inteligencia de negocios, mayor productividad, reducción de costos y mayor velocidad.


Imaginate dejar el copy & paste, dejar de estar buscando archivos por todos lados, tener reportes y visibilidad de todas las actividades de la compañía, y poder tener nuevas perspectivas de negocio porque la información está consolidada. Podría  seguir dando ejemplos por cada área, el punto aquí es que añadiendo un ERP realmente transforma a tu empresa si es ejecutada de una buena manera.


Así que deja tus caballos y capacita a tus jinetes para el nuevo paradigma, únete a la transformación digital!!!




Share this post
Archivar
Identificarse to leave a comment


El internet es bueno?
Bien VS Mal